Nací con el arte en las venas, hija de músico y bailarina. Pero mi pasión por el ballet se vio opacada a temprana edad, cuando escuché a alguien asegurar que las pobres bailarinas se mueren de hambre… No entendí si esto era para estar más delgadas o porque no tenían ni un centavo para comer…, pero ante la duda, más vale huir. Así que me incliné por otra de las bellas artes, el Teatro, pues me di cuenta de que pasé mis exámenes de física en la Prepa gracias a una escena que le hice al profesor para convencerlo acerca de mi vocación real, de ese modo le aseguré que mi dificultad para la Física no podía ser un impedimento para que terminara la Prepa ya, y me pudiera ir a un escenario urgentemente. El resultado fue que me pasó sin extraordinarios. Estudié Literatura Dramática y Teatro, perfeccionando la formación con diversos cursos y diplomados. Inicié mi vida profesional trabajando en la Compañía Nacional de Teatro, para más tarde participar en diferentes series de televisión y largometrajes. Con una mente imaginativa e inquieta, de unos años a hoy me he inclinado por el guionismo y la creación de historias y personajes tan complejos como estructurados. Vivo gran parte del tiempo dentro de una ficción, con la imaginación dispuesta y la pluma desenfundada. Hoy en día le entrego mis horas y mis sueños a Ganthä, apostando por el contenido original, tan maravilloso como necesario para todo el público.

◀︎ NOSOTROS